Muchas parejas desean concebir un hijo para ampliar la familia y tener la dicha de criar a un pequeño. Sin embargo, embarazarse puede ser más complicado de lo que parece. La infertilidad se define como la dificultad para lograr o mantener un embarazo y es un problema que se presentan tanto en hombres como mujeres.

Algunas de las razones que pueden contribuir a la infertilidad, en las mujeres son: falta de ovulación, trompas de Falopio bloqueadas, óvulos de mala calidad, endometriosis o fibromas uterinos. En el caso de los hombres se contemplan: bajo recuento de espermatozoides, baja movilidad de estos, espermatozoides no formados adecuadamente o ausencia de estos en el semen, entre otras.

Los tratamientos para atender la fertilidad pueden ir desde la fertilización in vitro o la hiperestimulación ovárica controlada; hasta una cirugía para reparar alguna parte de su sistema reproductivo.

Para diagnosticar la infertilidad, conocer sus causas y recomendar el tratamiento más adecuado es importante acudir con un médico que se especialice en esta rama de la medicina. En la clínica Gineco-Obstetricia Integral lo encontrarás al igual que especialistas en ginecología y pediatras neonatólogos.

Con información de:
https://nacersano.marchofdimes.org/
https://www.plannedparenthood.org